JavaScript is currently disabled.Please enable it for a better experience of Jumi.

Mountain View

Desde la Teoría a la Práctica

"Desde la Teoría a la Práctica" - Ese es el lema de la II Edición del Congreso Prevencionar que se celebrará el 3 y 4 de Octubre de 2019 en Madrid.

Esto me ha hecho reflexionar sobre cómo hacemos para ponerlo en práctica, ¡en la práctica!

La experiencia de implementación de unos cuantos proyectos de #comportamentosseguros en el terreno, acompañando a responsables de PRL en su preparación, me dice que gran parte de la falta de interés por la seguridad (y prevención) por parte de los colaboradores, viene del tipo de (in)formación que se suele transmitir y impartir, en los informes y publicaciones internas e en las sesiones de formación. Ese es el motivo por el cual escuchamos demasiadas veces “otra sesión de formación en PRL L ”.

Debemos, en primer lugar, conocer la empresa y trabajar las estadísticas para producir información distinta de lo habitual (por ejemplo, en una empresa de 200 personas con registros de 20 accidentes, en lugar de transmitir que el “índice de frecuencia” es de un 54, decimos “si no hacemos nada, este año 20 de nosotros sufriremos un accidente de trabajo”. Estamos trasmitiendo la misma información, pero de manera más impactante. Otros ejemplos (reales):

  • 30 % de los accidentes ocurren entre las 11h y las 12h – ¿por qué? – tampoco daremos respuestas, dejaremos que sean los colaboradores en llegar a la(s) conclusión(es), eso les hará reflexionar sobre el problema, en conjunto, discutiendo y hablando. Al final, si son ellos mismos que encuentran las razones, les estamos permitiendo participar en la solución.
  • 45% de los accidentes que tenemos son provocados por sobreesfuerzos – tenemos instrucciones de trabajo claras que dicen que no debemos coger pesos superiores a 15 Kg. Si son superiores tenemos ayudas mecánicas ¿por qué no las cumplimos? Si la empresa ha invertido dinero en herramientas, ¿por qué no las utilizamos?

Creo verdaderamente que, si conseguimos llegar más fondo en los análisis estadísticos, y que la (in)formación se imparta de una forma práctica, con casos reales de las empresas, con información útil desde el punto de vista del colaborador, este se siente comprometido y seguirá el camino pretendido hacia el cambio de comportamiento que queremos. No por nosotros (porque lo decimos los responsables de prevención) pero porque efectivamente está convencido de que es lo mejor para el(la).

En la práctica, todos somos egoístas. Defiendo, por ello, que en primer lugar debemos hablar al individuo, a la persona, para que en su día-a-día piense en defenderse de accidentes, pensando solamente en su propia salud y bienestar. Si cada persona es capaz de elevar su nivel de seguridad, el nivel de seguridad de la comunidad (empresa) donde está inserido también sube. Posteriormente, con herramientas de comunicación, podemos trabajar el colectivo, potenciando aún más el nivel de seguridad de la organización.

En la práctica, todo esto lleva tiempo. Son varias etapas donde, en cada una de ellas, tocamos y convencemos a unos cuantos colaboradores, con nuevas rutinas, con nuevos informes, nuevas actividades. Cuando la mayoría de los colaboradores ya están “con nosotros”, el efecto de grupo se encarga de traer a los demás.

En los proyectos de #comportamentosseguros solemos conseguirlo en 18 a 24 meses de trabajo, siempre en estrecha colaboración con la Dirección, con el Departamento de PRL, con los Mandos intermedios, con todos dentro de la organización. “En la práctica - ¿conseguimos convencerlos a todos? – No, y por esa razón nuestro trabajo como prevencionistas, no termina nunca, “en la práctica” estamos cada día intentando convencer a un compañero más para que tome un comportamiento seguro. En la práctica, esa es la belleza de nuestro trabajo diario.

Pedro Canudas Costa – LTM Consultoria - #Comportamentosseguros